Intervención Duelo

Intervención DueloIndicaciones:

No hay dos personas que vivan la vida de la misma manera, ni que experimenten la muerte de una misma persona igual. Las siguientes indicaciones, están descritas a un nivel general

La muerte de alguien querido nos enfrenta a la realidad de la muerte, que en general, durante toda una vida, hemos tratado de evitar pensar en ella, cuando es la experiencia más segura a la que los seres humanos nos enfrentamos.

La muerte trastoca las ideas de inmortalidad, de justicia que se tienen sobre la vida y enfrentan a la persona a la realidad de la vida y de la muerte.

El duelo es una reacción natural, de todo el organismo, ante la pérdida, o la percepción de ella,  de alguien importante, de alguien significativo. 

El duelo afecta a la esfera emocional, a la del pensamiento, a la fisiológica, a la conductual, a la social y a la espiritual 

El trabajo en duelo es aceptar que es normal tener dolor, que no es patológico; reconocer la pérdida; darse permiso para estar con tristeza.

A algunas personas les ayuda poder hablar sobre la pérdida, con tanta frecuencia como lo necesiten.

Aqui también la presencia de una persona reposada, apacible, que escuche y que dé permiso para expresar emociones (no solamente la tristeza), puede ayudar

Para muchas personas, la muerte es un fracaso, cuando lo realmente cierto es que la muerte forma parte de la vida.

Cuando alguien querido muere, aparecen muchas emociones y éstas van a depender de distintos factores: De la forma de la muerte, si ha sido violenta, accidental, apacible o esperada; si ha sido después de una enfermedad, o por suicidio. También influye el papel que desempeñaba en la familia, así como la relación que se ha mantenido con esa persona mientras estaba vivo. Si la relación era de dependencia o de autonomía. Si era niño, adolescente, adulto o anciano.

El trabajo en el duelo es, siguiendo el esquema de Worden: Aceptar la realidad, darse cuenta que la pérdida es real; poder expresar las emociones que está sintiendo y el dolor de la pérdida; adaptarse a una vida donde ya no está el ser querido y la última recolocar emocionalmente al fallecido y seguir viviendo, seguir adelante con la vida.

Aparecen muchas emociones cuando la persona querida muere. Puede aparecer tristeza, miedo, incluso enfado. Incluso en algunas ocasiones, alivio. La culpa también aparece con mucha frecuencia: Tendría que haber hecho algo que no hice, o no debería haber o dicho tal cosa. Es por mi culpa que esa persona se haya muerto. A veces cuando la persona se olvida de la persona fallecida o simplemente se divierte un rato, otra emoción que aparece con frecuencia es la de estar traicionando al ser querido.

El ser capaz de poder manejarse con las emociones y expresarlas, va a permitir seguir viviendo la vida, aunque no sea de la misma manera que era antes de la pérdida. El poder expresar las emociones, aunque sin obligar a ello, puede mejorar el nivel de salud.

Páginas en internet sobre duelo:

En Castellano:

Esta publicación es una adaptación del folleto Caring About Kids: Talking to Children about Death (Publicación DHEW 79-939) elaborado por el Instituto Nacional de Salud Mental Americano.

Cómo hablar con los niños acerca de la muerte.

Ayuda mutua al duelo

http://www.amad.es/

Medline Plus e Instituto Nacional de Salud EEUU

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/bereavement.html

Apoyo para la muerte perinatal & neonatal

http://www.umamanita.es

En Catalán, libro online:

De l´amor y la mort. Pedagogia del dol des del "fràgil art de la tendresa"

http://phobos.xtec.cat/llibres/a8019241_614/llibre/index.php

En Inglés:

Sobre Duelo

http://www.webhealing.com

Asociación para el asesoramiento y la educación ante la muerte:

http://www.adec.org

Aborto espontáneo y pérdida. Asociación Psicólogos Americanos (APA)

http://www.apa.org/monitor/2012/06/miscarriage.aspx